Fondo Negro

Comunidad

Entrevistamos a Edu Marín

¡Hoy tenemos el placer de contar con nuestro imparable atleta Edu Marin!

Hola Edu, antes de empezar, nos gustaría agradecerte el tiempo que nos has dedicado para realizar esta pequeña entrevista. Creemos que una aventura tan emocionante tiene que estar cargada de miles de experiencias, por ello creemos que a nuestros seguidores les interesaría conocer más detalles sobre este proyecto.

Empecemos desde el principio, ¿qué te llevó a escalar el techo más largo del mundo, en el gran arco de Getu?

Estos últimos años he estado escalando los multipichs más duros del mundo adquiriendo experiencia y conocimientos con un solo objetivo, abrir mi propio proyecto.

Mis estilos favoritos siempre han sido  los techos pero la gran mayoría de las vías son plaqueras y técnicas. Siempre había soñado con un mutipich como este, sin duda Valhalla es algo muy especial, algo único en su estilo. Tienes que estar escalando durante horas y horas boca abajo y colgando completamente de tus brazos. Una escalada extremadamente física y muy psicológica ya que hay mucha distancia entre los seguros.

¿En qué momento de tu proyecto te encuentras?

Hace unos días logré liberar el 5 largo “Odyn’s Crack” 9ª+ el largo más difícil y el único que me faltaba por liberar.

Liberar este largo ha sido un proceso realmente complicado porque hay que tener en cuenta que es el 5 largo y por supuesto es de extrema dificultad.

Solamente podía darle dos intentos al día porque mi cuerpo quedaba destruido de la tensión corporal que requiere estar colgado durante casi 25 minutos de constante esfuerzo físico.

¡Desde las piernas hasta los dientes quedaban doloridos al día siguiente! jejeje

Se sabe que la escalada en techos es muy exigente a nivel físico, ¿te has preparado de alguna forma especial?

Así es, la escalada en techos es la más exigente y agotadora, especialmente en Valhalla donde tienes que estar completamente en tensión, escalando en posiciones inimaginables ya que es una escalada en 3D y por supuesto por la dificultad de sus largos. Es comparable a un “Iron Man” pero colgando de tus dedos y brazos.

Llevo preparándome muchos años para culminar este proyecto, años de experiencia, de entrenamiento, de aprendizaje y de determinación.

Ahora me estoy preparado para intentar culminar proyectos de estas dimensiones.

Ha sido todo un proceso equipar este techo, después liberar todos sus largos y ahora intentar hacerla en un día. Son muchos años de preparación y dedicación para llegar hasta aquí.


Entrevistamos a Edu Marin

¿Cómo valoras la experiencia previa de abrir la vía? Es una parte importante del proyecto o sólo un medio para una performance?

Es la parte más importante ya que es la esencia de la escalada, especialmente en Valhalla, porque al inicio nadie creía que seria posible equipar y escalar en libre ese techo de 380 metros.

Fue una de las experiencias más intensas, bonitas y agotadoras de mi carrera. Fueron dos meses de mucho trabajo; porteos, horas de jumarear, taladrar, buscar la línea correcta… Todo ello, con la incertidumbre de si sería posible escalar el techo en libre.

Mi hermano estuvo ayudándome durante estos dos meses de intenso trabajo, fue una aventura increíble y agotadora.

Para los aseguradores desplazarse por un techo así, asegurarte en la apertura y en los intentos no es nada fácil. ¿Quién te ha ayudado y cómo crees que lo han vivido?

He tenido que fijar todo el techo con cuerdas estáticas, hay más de 800 metros de cuerda fijada, de esta forma los aseguradores, como es en este caso mi hermano y mi padre pueden llegar hasta mi rapelando y jumarenado.

Por supuesto que es un trabajo agotador porque para seguirme  a mí, tienen que ir por las cuerdas durante los casi 400 metros de techo.

Mi hermano y mi padre me han apoyado incondicionalmente, sin su ayuda todo esto no hubiera sido posible.

Alex y yo estuvimos equipando durante 8 semanas con jornadas de hasta 12 horas.

Creo que las condiciones están siendo duras, ¿cómo aguantáis el frio? ¿Lleváis un termo con agua caliente por el techo?

Llevamos 3 meses y medio en Getu desde Noviembre. Aquí el invierno ha sido muy duro; frío, humedad, lluvia… nos han estado castigando día tras día.

No quería abandonar porque ha sido un proceso largo y muy intenso liberar todos los largos, memorizar todas las secuencias y aclimatarme a este estilo tan épico y exigente.

Hemos estado escalando en condiciones invernales de hasta -5 grados. Ahora que ha llegado la primavera y los días de sol, parece que todo es más sencillo, nos sentimos en  plena forma y mi cuerpo está totalmente diferente a cuando llegué, es como si hubiera mutado para escalar en ese techo.


Entrevistamos a Edu Marin

¿Has tenido contacto con escaladores de China? ¿Cómo ves la escalada en este país?

Sí tengo muy buenos amigos en China, también he estado entrenando muchos días con ellos. Actualmente China tiene escaladores muy fuertes, creo que en un futuro cercano darán mucho de qué hablar. En mi opinión, China es un paraíso para la escalada con una variedad destacable de paisajes, montañas y rocas.

Qué ventajas y desventajas destacarías de la vía “Valhalla” 9ª+

¿Ventajas? Que cuando llegue el verano podré ir a la playa a lucir bíceps, abdominales… jajaja.

¿Desventajas? ¡He tenido que gastarme mucho dinero en fisioterapeutas! Dolores de espalda, cuello… jajajaja.


Entrevistamos a Edu Marin

Una vez finalizada esta aventura, ¿qué será lo siguiente que hagas? ¿Tienes alguna ruta en mente?

¡Es posible que mi próxima aventura vuelva a ser en Asia! ; )

Tu padre sufrió hace poco una caída cuando se resbaló en la aproximación a la vía. ¿Cómo se encuentra?

Mi padre es un roble, ya está recuperado y listo para seguirme por ese majestuoso techo.

¡Realmente es inspirador verlo con tanta vitalidad, energía y motivación!

Es el más grande de los Marín, sin duda.

Desde BOREAL le enviamos nuestros mejores deseos.

¡Muchas gracias por tu colaboración Edu, esperamos volver a verte pronto!

x